Patrón de falda base (Espalda)

Ver que no escribo a un agujero negro de blogs, sino que por el contrario tengo lectores me ha motivado muchísimo.

Ayer saqué mi libro de costura, y he intentado ver si con el paint os puedo ayudar algo.

Lo primero que necesitamos es saber qué medidas vamos a necesitar para hacer el primer dibujo, que va a ser el patrón de espalda de una falda base.

¿Os acordáis que os dije que nos basaríamos en un método para coser? Pues muy bien.

1º Lección-> Falda base

A partir de la falda base, veremos las diferentes modificaciones que podremos hacer con su patrón hasta tocar una gran variedad de diseños, consiguiéndolo SÓLO con memorizar un único patrón del que siempre partiremos para hacer cualquier falda.

Las medidas que vamos a necesitar son:

- Cintura

- Cadera

- Largo de la falda

¿Fácil verdad?

¡Empezamos con el primer patrón!

CÓMO LO VAMOS A DIBUJAR

El color marrón representa el papel del patrón. La colocación del dibujo es clave, ya que vamos a utilizar el propio corte del papel lateral izquierdo y superior para luego no tener que cortarlo con tijeras. Las líneas gordas se corresponden a lo que en un futuro serán las costuras, y por tanto por donde deberemos de cortar una vez hayamos terminado de dibujar.

QUÉ SIGNIFICAN ESAS LETRAS

Las letras son medidas que vamos a tener en cuenta y que derivan de las de nuestro propio cuerpo.

a-> Es un octavo de la medida de nuestra cintura. Es decir, si tenemos 65cm de medida de la cintura, por ejemplo, lo dividimos entre 8, y nos da el número de cm que tendrá que medir “a”, en este caso  8´2cm.

b-> Es la misma medida que “a”, pero restándole 1cm. Es decir, 7’2cm.

c-> Es la medida de la pinza trasera, que será de 3cm. Esto no tiene nada que ver con las medidas de nuestro cuerpo. Es una toma estándar.

e-> Antes de ver “d”, hemos de saber qué es “e”. Se corresponde con otra medida estándar, que es 18cm. Va a ser la distancia de la cintura a la cadera. No la cambies. Aunque pienses que tienes otra diferente prueba primero con esta.

d-> Es un cuarto de la medida de la cadera menos 1cm. Si tenemos 94cm, por ejemplo, lo dividimos entre 4, que es 23´5cm. Le restamos 1cm, y se nos queda en 22´5cm, el número de cm que tendrá que medir “d”.

f-> Por último, tenemos  “f”, que será el largo total de la falda, y eso será al gusto de cada una.

ANTES DE CORTAR

Antes de cortar es importante que sepamos dos cosas:

-Los puntos rojos que hay en el dibujo es lo que en costura se llama rebaje, y es muy importante para que la falda se adapte a las formas del cuerpo. El rebaje lateral consiste en marcar un punto un la mitad de esa línea a0´5cm de distancia, y unir los dos extremos de esa línea con el punto que hemos hecho formando una curva. El rebaje superior consiste en marcar un punto en el extremo izquierdo a 2cm de distancia del corte superior. Unimos el extremo derecho con el punto dando forma de curva también.

-Lo segundo que hemos de saber es que la pinza NO SE RECORTA. Esas líneas las pegaremos por la mitad, para ver el efecto que hace sobre la tela. ¡Esto es clave!

CÓMO SE RECORTA

Cortaremos por los extremos teniendo en cuenta los rebajes. Es decir, el corte izquierdo ya lo tenemos, pues hemos utilizado el del propio papel. Luego cortamos por el rebaje superior, sin cortar el interior de la pinza. Seguimos cortando por el rebaje lateral y continuamos con la línea recta y con el bajo tal cual está dibujado.

¡Y ya tenemos nuestro patrón terminado!

Comentadme a ver si os gusta la explicación, por favor.

Método a seguir

Hay muchos métodos y técnicas de corte y confección.

Yo voy a utilizar el de C. Lucas. ¿En qué consiste? Muy bien! Vamos a partir siempre desde un patrón base, que modificaremos según el modelo de prenda que queramos. La falda, por ejemplo, parte de un modelo de falda recta, que variaremos en las pinzas, largo, abertura, etc. Al igual que los vestidos, pantalones y camisas.

Vamos a empezar hablando del material que necesitamos:

- Papel de patrón (suele ser tipo periódico, blanco o marrón, reciclado y fino)

- Lápiz y goma

- Regla de metro

- Cinta métrica

- Tijeras especiales de costura

-  Agujas, alfileres, dedal

- Hijo fuerte blanco y negro

- Cinta de doble cara para los dobladillos

- Cremalleras de 17cm

- Cinta de goma (2m)

- Lápiz para tela o jaboncillo

- Libreta

- Tela de retor

- Botones básicos y corchetes

Todo esto es imprescindible para tener una buena cesta de costura.

Si estás pensando en aprender a coser, pero te da algo de pereza, busca primero una bonita caja y vea la mercería para convertirla en tu cesta de costura. Ayuda mucho a motivarse. Eso es lo que hice yo.

Para hacer tus propios diseños, es necesario probar antes sobre un “borrador”. Ese borrador es el retor. Es una tela muuuy barata, que te ayudará a modificar cualquier problema del patrón sin echar a perder la preciosa tela que hayas comprado.

Por tanto, los diseños primero los haremos en papel, y le daremos un par o tres centímetros de margen del dibujo por si metemos la pata. Calcaremos el dibujo en la tela de retor (a ser posible blanca o blanco crudo) para poder seguir bien las líneas del patrón, y volveremos a recortar teniendo en cuenta el mismo margen. Y por último para coser, si seguiremos los dibujos de patrón, para asegurarnos que hemos tenido bien en cuenta las medidas.

El retor ha de quedar igual de completo que nuestro diseño. Yo recomiendo hacer los dobladillos, cremalleras, etc. como si fuese para usarlo.

Os he explicado un poquito.

Os doy un día para recopilar el material.

Mañana (o esta noche si tengo tiempo): Explicación patrón tipo falda base del método de corte y confección C. Lucas espalda.

Suerte!

 

Lo siento (Bis)

Una vez más, he abandonado el blog, y me vuelvo a sentir culpable. Esto es el claro ejemplo de como todos tropezamos dos veces con la misma piedra…

Esta vez ha sido por un asunto de salud del que ya he salido, y muy airosa por cierto. He dejado de ir a la universidad este curso, al trabajo, e incluso a mis clases de costura. Pero ya tengo que ir preparando el terreno porque pienso ponerme las pilas total y absolutamente.

Cuando escribía, me creía que era para mí misma, porque tampoco es que tuviese muchísimas visitas. Pero al abrirlo hoy, me he quedado alucinada de lo que ha estado funcionando estos meses, y yo sin enterarme!!

Voy a empezar por el principio de todo, no tipo clases online, pero algo parecido.

VAMOS A HACER Y VIVIR MODA

Vestido entallado

Desayuno con Diamantes es el fiel ejemplo de lo famosos que han sido estos vestidos. Creo que se me haría difícil después de haber visto la película imaginarme a Audrey Hepburn con un vestido vaporoso o con vuelo. En vestido entallado es claramente una de las prendas más elegantes y sofisticadas que, realmente, nunca han dejado de estar de moda por lo bien que sientan, aunque llevaban años sin llevarse tanto como ahora.

Después de que las grandes cadenas de ropa vieran cómo triunfaba la falda de tubo, su próximo lanzamiento fue los vestidos entallados, aunque cada vez más cortos, eso sí.

Es una mezcla entre camisa y falda de tubo pegadas. Yo es como lo hice la primera vez. Hice pos separado, primero una camisa sin mangas, corta de largo (como cuatro dedos por encima del ombligo) y con la abertura en la espalda, y  por otra parte una falda de tubo, también con una abertura para que coser la cremallera después de unir las partes.

La verdad es que quedó original porque lo hice a dos colores tipo marinero. La parte de arriba era blanca hasta las costillas, y luego era azul marino, así que quedó bastante gracioso.

De todas maneras, esa no es la forma real de hacer el vestido entallado, pero la verdad es que quitando ese no he vuelto a hacerlo. Por eso, dadme un par de semanas para que consulte y me dé tiempo al menos a hacerme un borrador para explicároslo.

Aún asi, si estáis algo vagas y no os apetece haceros uno, el tiendas como Blanco, Mango y Zara están sacando bastantes, y además están entre los 20 y los 50 euros.

Por si acaso, miradlos. :D

Un vestido perfecto

Esto creo que nos ha pasado a todas.

Hace dos años, casi tres, fui a El Corte Inglés para ver ropa, típica época de rebajas de verano. Me parece que fue al de la Castellana. Ya de paso me pasee por la zona de vestidos de fiesta simplemente mirando por mirar. Estaba Victorio & Luccino, Dolce Gabanna, y mil diseñadores más que habían sacado la nueva temporada.

Yo, relamente, suelo ser de mente fría y no me planteo gastarme el dinero en cosas inaccesibles para mí, porque por mucho que me guste una camisa, un bolso, una chaqueta, siempre he pensado que se puede encontrar algo parecido en otras tiendas y mucho más barato o hacérmelo yo misma. Con eso no quiero decir que no me gusten las marcas, diseñadores, pasarelas, etc. Porque en verdad me encantan, pero creo que esos gastos tendré que dejarlos para un futuro, cuando tenga un trabajo que me permita darme un capricho de vez en cuando y no renunciar a tanto como tendría que hacerlo ahora.

Bueno, el caso es que me paré en Jesús del Pozo y, ahí estaba, el vestido de mi vida… Lo malo es que, además de los casi mil euros que costaba, era la talla, ya que la más pequeña era la 36, y a mí me quedaba inmensa. El caso es que se me ocurrió meterme en el probador y hacer fotos con el móvil, con el vestido puesto, quitado, en la percha, al revés…

A mes o así, ya estaba empezando a organizar mi puesta de largo (cumplía 18), así que se me ocurrío ir a una modista que sabía que era buena y barata, y después de enseñarle las fotos y comprar las tela, me hizo un caco del vestido de mis sueños de mi talla y por muchísimo menos dinero.

Os lo enseño

El chaleco

Aunque ya os he enseñado cómo podéis dibujar los patrones para haceros un chaleco, creo que hacerlo a máquina probablemente va a salir más caro que compraros uno en cualquier tienda.

La costura a máquina engaña bastante en ese tema, porque piensas que al estar haciendo algo tú misma, estás ahorrando, y hay situaciones en lñas que no es cierto, sobre todo porque el precio de las telas que te venden, si son buenas suelen ser algo caras, y hay que comprarla en cantidades generosas, no vayamos a fallar en algo y quedarnos con una prenda a medias. A todo eso hay que sumarle el precio del forro, un hilo que sea del mismo color (si el chaleco o la prenda que vayáis a haceros tiene un color peculiar), los botones (mínimo tres, y que a ser posible sean algo originales para darle más personalidad aún a la prenda), el papel para los patrones… Y por supuesto a todo eso sumarle los gastos de ir a comprar cada cosa que necesitabais para el chaleco, y todo el tiempo que habéis gastado.

Por eso, muchas veces os intento dar otras alternativas. Ya sé que siempre recurro a las mismas tiendas pero es que yo lo que pretendo mostrar es cómo cualquiera puede vestir a la moda, ir perfectamente guapa, cuidada pero sobre todo de forma asequible. Y esas tiendas cumplen esos requisitos. Así como no soy muy amante de Bershka y Stradivariuss, si es verdad que H&M, Zara y  Mango me parecen muy buenas alternativas de compras, porque muchas de las prendas que venden costarían más´haciéndolas nosotras.